Historia del Empires

From Empires Wiki
Jump to: navigation, search

Durante la Guerra "Kolntus-Emin", ambos bandos luchaban sin piedad por el poder del Imperio ancestral. Ambos se creían con el derecho legítimo de ser herederos del mismo. No les importaban ni las respuestas que podría guardar, ni que misteriosa cultura y tecnología había quedado enterada cuando la tierra se lo trago. Desde los días de la Guerra de las facciones "Faction Wars", el odio ciego entre ambos bandos había crecido a niveles más allá de lo emocional. Hasta en sus estructuras físicas se había consagrado el conflicto de ideologías, manipulación genética contra la integración nano mecánica. Y ahora culminaba en una guerra, con una furia nunca antes vista en un conflicto entre continentes de este mundo. Alentada por el reciente hallazgo del la capital enterrada del Imperio Antiguo.

Los sucesos que llevaron a esta guerra tenían su origen en el descubrimiento de la antigua ciudad de sus antepasados, que en un su día había sido el corazón del Imperio Antiguo. Los Brenodi habían descubierto las ruinas y no estaban dispuestos a compartir el hallazgo con los Jekotian. Una feroz movilización empezó, en la que ambos lados formaron líneas de combate, cerca de las ruinas, desde donde podían lanzar sus ataques iníciales. Era tal la tensión en el cara a cara, que el menor error podría desencadenar la guerra. Pero, de momento ambos lados consiguieron mantener la calma.

Hasta que de nuevo la tierra empezó a temblar. Cuando empezaron los terremotos, cada soldado tenía en mente la misma conclusión, que había llegado el fin de los días tal y como había sucedido en el pasado con el Imperio Antiguo. Los Jekotian no pudieron contener más su rabia, y su aparato militar. Sus líneas de tanques y formaciones de tropas, se lanzaron sobre los atrincherados Brenodi. Lucharon tan feroces que en un principio los Brenodi fueron abrumados. Los Brenodi se reagruparon y lanzaron un contraataque que consiguió estancar la máquina de guerra de los Jekotian. Mientras que la batalla se había ralentizado y se vio envuelta en un estancamiento, la actividad sísmica había aumentado y empezó a amenazar los centros con mayor población en cada continente. La conclusión de que el fin era inevitable se apodero de los Jekotian. Estos iniciaron batallas a través de todo el mundo, con la intención de asegurarse que su enemigo durante siglos, los Brenodi, también encontrara su fin junto a ellos. Incluso desplegaron su arsenal de armas nucleares ya obsoletas, y trataron de golpear a los Brenodi, a pesar de que sabían que era inútil. Mientras los misiles surcaban los cielos deslizándose hacia sus objetivos, fueron destruidos por el viejo sistema anti-misiles de los Brenodi. Este sistema seguia completamente funcional y recientemente se había actualizado, aunque había estado sin uso desde el estancamiento de la última guerra Hay que apuntar que dicho estancamiento fue el causante del comienzo de la carrera armamentística en el sector de las armas genéticas. Los Jekotian habían sentenciado su propio fin, y ahora, finalmente, estaba llegando. Su ejército aun seguía luchando, y socavaron profundamente las fuerzas de los Brenodi, pero no pudieron hacer nada para evitar los terremotos que finalmente llegarían al corazón de la civilización Jekotian. Su capital se derrumbó, y la que fuera una vez impresionante silueta se había reducido a escombros. El núcleo de su gobierno estaba en ruinas y el cuerpo del poder político decapitado. Su ejército aun estaba intacto, pero ahora solo podía arder en las llamas del odio. Los Brenodi en una muestra de arrepentimiento, ofrecieron un alto el fuego, y la población luchando por sobrevivir y sin dirección política, lo aceptaron de mala gana. El ejercito se retiro lamentándose de todas las grandes campañas. Con el fin de los combates, el ejercito de los Jekotian, ahora debilitado, intento reagrupase.


Los Brenodi continuaron sus esfuerzos de investigación en la antigua ciudad y extendieron de nuevo su mano una vez más, con una propuesta que podría poner fin a la actividad sísmica destructiva. Los Jekotian esperaron con cautela el fin de la actividad sísmica. Ellos solo podían interpretar esto, como una señal que posiblemente los Brenodi realmente deseaban poner fin a su conflicto. Comenzaron una serie de conferencias para discutir el futuro de sus continentes asolados por la guerra. Los Brenodi finalmente ofrecieron su ayuda y apoyo a los Jekotian para reconstruir su capital, y a cambio los Jekotian se ofrecieron a ayudar en la medida de lo posible a reparar los daños que habían hecho a los Brenodi. Aun seriamente afectados por la destrucción de su capital, los Jekotian no estaban en una posición para oponerse a los siguientes pasos que los Brenodi iban a ejecutar.

Los Brenodi lanzaron una inmensa campaña de propaganda en torno a las antiguas ruinas del imperio. Crearon un febril entusiasmo durante la excavación de las ruinas y sedujeron a la sociedad a considerar que grandes fueron cuando eran una nación, un imperio, con una avanzada cultural y tecnológica. Que ninguna otra civilización podría incluso atreverse a comparar con ellos mismos. Finalmente, una vez que se había tanteado la opinión pública que había sido influida por la propaganda, los Brenodi propusieron un tratado para unificar los debilitados Jekotian y los mucho más fuertes Brenodi en un Nuevo Imperio. Una continuación de la antigua civilización que sus antepasados habían creado antes de ser divididos en las dos naciones del presente. Los Jekotian ya no tenían la fuerza de voluntad y la fuerza para oponerse a cualquier acción de represalia de los Brenodi. Por lo tanto, sólo había una opción disponible y aceptaron el tratado.


Los primeros años del nuevo Imperio eran prometedores. La capital de los Jekotians había sido reconstruida y la ayuda para sus habitantes había aumentado, ya que ahora eran considerados como ciudadanos del nuevo Imperio. Sin embargo, se crearon muchos conflictos debido a las características físicas de cada raza. Mientras que los Jekotian estaban genéticamente muy modificados, los Brenodi habían sido modificados mediante el uso de nanotecnología. Los Brenodi se habían vuelto dependientes de sus nano maquinas para sobrevivir y aumentar sus cualidades, esto también se reflejaba en su sociedad. Los Jekotian no se podían desenvolver en la sociedad Brenodi, y la ley Brenodi prohibía estar en lugares de alta población sin el uso de las nano maquinas. Unas de las más populares excusas para esto era, que las nano maquinas se utilizaban por el gobierno para detectar mal comportamiento y alertar a los oficiales antes de que el portador pudiera cometer alguna acción criminal. Además, para justificar la guerra Kolntus-Emin, los Brenodi habían fomentado el temor a los logros que habían conseguido los Jekotian en el campo de la genética. Se había difundido el rumor de que esto podría llevar a brotes de virus y bacterias artificiales, como ya había sucedido en el pasado. Este temor, que aún seguía presente después de la creación del Nuevo Imperio, reafirmaba el consenso general contra la completa integración de los Jekotian.

Con la formación del nuevo gobierno Imperial, los Brenodi se aprovecharon de su experiencia política para obtener todos los puestos claves, dejando a los Jekotian sin importantes cargos políticos. Este hecho no solo fomento un mal estar entre los Jekotian, si no también les limito su poder, de influencia pacifica, sobre decisiones que solo favorecían claramente a los Brenodi.

Era cada vez más evidente que los Jekotian eran los marginados de esta nueva nación, y cada vez se expandía más el desorden social entre ellos. Los Brenodi lograron al principio controlarlos con la propaganda del renacimiento del Imperio ancestral, pero los restos del poderoso Ejercito Jekotian seguían alimentado el odio aún latente y empezaron a crear celdas de insurgencia a través de todo el nuevo Imperio. Poco a poco fueron dañando la estructura del Nuevo Imperio. Los Brenodi se dieron cuenta rápidamente de lo que ocurría e iniciaron una serie de persecuciones contra los insurgentes. En poco tiempo, todos los lideres importantes de la insurgencia fueron ejecutados. Los ciudadanos de a pie siguieron manteniendo viva la insurgencia, a pesar de que no pudieron mantener el impulso que tenían antes de la represalia.


A día de hoy, siguen siendo muchos los problemas que azotan al Nuevo Imperio. Los Jekotian siguen estando marginados del poder político y reprimidos a vivir en espacios asignados para ellos. Los Jekotian no están en condiciones de luchar por la vía diplomática, debido a su escasa representación en el gobierno. Por eso, siguen manteniendo la insurgencia mediante la lucha, aun que no llega al nivel ni a la ferocidad de sus orígenes. Las diferencias físicas entre ambas razas continuan, aún sigue actuando como catalizador para fomentar la oposición, y el Nuevo Imperio nunca estará unido hasta que estas diferencias se eliminen. Aunque es custionable el planteamineto de una vez eliminadas las diferencias, caerá en el olvido el odio entre ambas razas, lo cierto es que durante siglos estas diferencias se han mantenido y ha llevado a ambas razas casi al borde de la extinción.

Hay una esperanza, según sostienen algunos rumores, el presidente del Nuevo Imperio ha financiado un programa para alterar la estructura genética de los Jekotian, de forma que estos puedan aceptar nano maquinas en su organismo. Sin embargo, es cuestionable si los Jekotians serían receptivos a este programa, y por otra parte, si esta solución sólo alimentaría aun más la su mermada insurgencia.


Un nuevo rumor comenzó a emerger. La facción del norte "Northern Faction" y otros restos del Imperio Jekotian habían encontrado nuevas fuentes de donde proveerse con gente y material para apoyar su lucha por la independencia. Aunque inimaginable se decía que habían encontrado simpatizantes en la población Brenodi. ¿Se había pasado algo por alto?. Cuando se le pidió un comentario al Jefe de asuntos locales respecto a estos rumores éste descartó dicha posibilidad señalándola como un intento de la facción del norte con el fín de ganar poder político y forzar un acuerdo antes de que se vierán arrestados y puestos ante la justicia. Solo queda la esperanza de que se traten de rumores no fundamentados, ya que cada vez hay más informes señalando que el Ejercito Brenodi se encuentra en confrontaciones abiertas con un grupo de insurgentes. Esto puede significar el inicio de una última campaña nacida de la desesperación o el comienzo de algo más grande ….

Copyright© 2003-2007 The Empiresmod Team

See Also: Facciones